Y si hablamos de Pedagogía terapéutica ¿De qué hablamos?

image

¿Qué es la Pedagogía Terapéutica?

Con este artículo queremos que entendáis un poco más una de las áreas que trabajamos en Parpadeos, quizás la más difícil de describir pero que cada vez está llegando a más personas y niños con estas necesidades.

La pedagogía se define como la ciencia que se ocupa de la educación y la enseñanza.
Su principal objetivo es proporcionar guías para planificar, ejecutar y evaluar procesos de enseñanza y aprendizaje, aprovechando las aportaciones e influencias de diversas ciencias, como la psicología , la logopedia…etc por eso decimos que nuestro trabajo tiene que ser multidisciplinar y que es muy difícil por no decir imposible ver unas sin las otras.

Por lo tanto, el Pedagogo es el profesional que ayuda a organizar y poner en marcha mejores sistemas y programas educativos, con el objeto de favorecer al máximo el desarrollo de las personas y la sociedad.
Estudia la educación en todas sus vertientes: escolar, familiar, laboral, social y en base a todo esto propone alternativas y programas de refuerzo e intervención generales o personalizados y adaptados a cada caso.

A través de esta ciencia se comenzó a entender que todos los seres humanos podían ser educados y mejorar gracias a esa educación, sobre todo si se tenían en cuenta las características individuales de cada niño y de cada adulto, ¡Sí, de cada adulto!, porque podemos seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida.

Con la aparición del término de Necesidades Educativas, el trabajo del especialista en Pedagogía o Pedagogía Terapéutica es toda intervención con niños/as o adolescentes que tienen un poco más de dificultades para adquirir o desarrollar habilidades y conocimientos y para avanzar tanto a nivel académico como social.
La reeducación es uno de los pilares básicos de la intervención en Pedagogía, partiendo de este termino podemos explicarlo casi todo, es volver a aprender lo que no hemos logrado adquirir tantas veces como nos haga falta, son aquellos conocimientos que según la edad , y solo según la edad , ya se deberían haber alcanzado y no ha sido así porque no todos tenemos ni las mismas capacidades ni el mismo ritmo de aprendizaje pero sí tenemos mucho potencial para lograrlo.
Cada uno a su ritmo y con los métodos adecuados es posible reeducar conductas, emociones, habilidades, posturas, etc…Al final se trata de que el niño/a o adolescente sea capaz de conseguir una buena autonomía en todos los niveles. Tanto en autonomía física, como en la regularización de su comportamiento cognitivo, conductual y personal,
Para llevar a cabo esta reeducación y como comienzo de la intervención se debe conocer del alumno/a: su estilo de aprendizaje, sus dificultades, sus limitaciones, sus referencias y motivaciones, pero sobre todo y lo más importante sus capacidades, para posteriormente introducir elementos metodológicos que faciliten su motivación hacia el aprendizaje.
Es importante mejorar su capacidad de atención selectiva, sostenida y su capacidad cognitiva así como los procesos básicos del aprendizaje: comprensión, percepción y memoria.
Es decir para lograr una correcta reeducación en el niño es conveniente entrenar y estimular las funciones ejecutivas que es donde presentan a veces mayores dificultades.
Las áreas concretas que se abordan en esta reeducación además de ese entrenamiento del que hemos hablado anteriormente son:
• Lectura, escritura y cálculo.
• Socialización, competencia Social y Habilidades Sociales. Se trata de mejorar los problemas de conducta y la adaptación al medio.
• Control de la impulsividad, Reflexividad y Autocontrol. Consiste en trabajar la reflexividad y el autocontrol ante las tareas escolares y la aplicación de programas para el desarrollo de éstas.
Autocontrol de emociones. Ayudarles a mejorar su auto concepto, su autoestima y sus desajustes emocionales.
• Organización y uso de la agenda. Entrenarles en mantener rutinas, para conseguir que el niño/a o adolescente conozca que es lo que tiene que hacer en cada momento y su día a día sea lo más predecible posible.
Técnicas de estudio. Ejercitarles en una buena actitud ante el estudio y planificación. Orientarles sobre la importancia del lugar y el tiempo de estudio. Etc…
Para aquellos que necesiten de esta reeducación pedagógica se puede llevar acabo como una actividad extraescolar, podéis consultarnos cualquier duda y así os podremos ayudar.
¡Os esperamos!
www.parpadeos.es